Alejandro Sanz

Letras de Canciones


Si tú me miras
1993

1. Si tu me miras
2. Tu letra podré acariciar
3. El escaparate
4. Como te echo de menos
5. Cuando acabas tú
6. Mi primera canción
7. Vente al más allá
8. Que no te daría yo
9. Este pobre mortal
10. A golpes contra el calendario

Si tu me miras

Que fácil decir te quiero
cuando estamos solos.
Lo difícil es hacerlo
cuando escuchan todos.
Si tú me miras, si tú me miras,
te enseñaré a decir te quiero,
sin hablar
mientras tengamos un secreto
que ocultar.
La locura de quererte
como a un fugitivo;
me ha llevado a la distancia
donde me he escondido.
Si tu me miras, si tu me miras
cuando más crezca la injusticia
ya verás
que son más grandes nuestras ganas
de luchar.

Palabras de un lenguaje nuevo
que he construido para nosotros
para el amante perseguido
que tiene que esconder su voz.
Cuando decidas aprenderlo
no habrá silencio, no te hará falta
usar la voz para romperlo
si tu me miras me hablarás.

Yo me seguiré negando pase lo que pase
a exponer mi corazón en este escaparate
Si tu me miras, si tu me miras.
Nos amaremos en la justa oscuridad,
en la trastienda que me ha visto suplicar.

Palabras de un lenguaje nuevo
que he construido para nosotros
para el amante perseguido
que tiene que esconder su voz.
Cuando decidas aprenderlo
no habrá silencio, no te hará falta
usar la voz para romperlo
si tú me miras me hablarás.

Si tú me miras (bis).



Tu letra podré acariciar

Es la sensación de haber
compartido contigo media vida,
lo que me obliga cuando te canto
a tener mi garganta contenida.
Amo cada carta que mandas
sin ponerte ningún disfraz,
no entiendo que la gente alucine
a mi desnuda me gustas más.

De ti, nacerán
frases tan sinceras
que en ellas podría vivir,
me escribirás
siempre tan sincera
que tu letra podré acariciar. (bis)

Ni siquiera te conozco
pero sé que puedo ser tu amigo,
porque has descolgado una estrella
del portazo que diste
por ir conmigo,
y aunque a veces aparento
estar muy lejos estoy aquí,
la música que hago
quiero que lo sepas
nació de ti.
Tu me das la fuerza
para seguir haciendo
del barro mi camino,
sé que os debo tanto
cuando veo cantando susurro
a voz en grito, si estas escuchando
y piensas que no eres nada para mí
vuelve a poner mi canción
y yo te lo volveré a decir .

De ti, nacerán frases
tan sinceras
que en ellas podría vivir,
me escribirás
siempre tan sincera
que tu letra podré acariciar. (bis)



El escaparate

Una simple foto
tras una vitrina,
una imagen de cartón
que en su alma cobró vida.
Entre objetos puestos
en total desorden
vive en venta su sonrisa
siempre igual pero distinta.
No esperaban sus caricias
en su piel inanimada
él se conformaba
sólo con poder mirarla,
sólo con poder mirarla,
sólo con poder mirarla.

El escaparate otra vez se apagará,
soñaré contigo y la tienda cerrará
pero abren mañana niña
y de nuevo serás mía.
El escaparate no lo dice
pero sabe que a pesar
de lo irreal, si no puedo verla
y mañana ya no hay más
aunque sólo es una foto
lo demás sin ella es poco.

Hasta que un buen día
así sin avisarle
cambiaron ese decorado
y quitaron a su amante.
Preguntó a la gente
sólo se rieron
fue a buscarla por las calles
en montañas de deshechos,
y entre los escombros
y entre los objetos
encontró a su niña rota
en pedazos sucia y sola.
La curó jurando
la limpio llorando
y abrazándola al final
se la llevó a pasear.

El escaparate, nunca más se apagará
soñaremos juntos y ya nunca cerrará
no abrirán mañana niña,
pero sigues siendo mía.
El escaparate, nunca más se apagará
soñaremos juntos y ya nunca cerrará
no abrirán mañana niña,
pero sigues siendo mía.



Como te echo de menos


Existe un niño que vive en mí,
luchando por tenerte
y revive momentos
lejanos ya, y me hace pensar
confundiendo realidad,
obligándome a escuchar.

Tu voz diciendo de lejos
como te echo de menos
no puedo más
por qué te alejas.

Lo que te cuesta comprender
que aunque eres parte del ayer
no me vale que hundas mi jersey.
Lo que me cuesta comprender
que aunque eres parte del ayer
me desespero
que también yo lo he sufrido
que en este tiempo sin vernos
como te he echado de menos.
Me besas y me hundo y sé
que nadie en este mundo entendería
que queremos volver.

Perdiendo a cada instante un poco más .
Luchando por tenerte hasta el final
Sigo escuchando de lejos
como te echo de menos
que fuerza será
la que aún nos une.

Lo que te cuesta comprender
que aunque eres parte del ayer
no me vale que hundas mi jersey.
Lo que me cuesta comprender
que aunque eres parte del ayer
me desespero
que también yo lo he sufrido
que en este tiempo sin vernos
como te he echado de menos.

Me besas y me hundo y sé
que nadie en este mundo entendería
que queremos volver. (bis)



Mi primera canción

Mi primera canción estaba hecha
con los besos de Marta
y mi forma de quererla,
con la sabiduría de María
y el recuerdo de Almudena
tan lánguida y sufrida.
Mi primera canción era mentira
era un trozo de la esquina
donde un día dije adiós.
Bea siempre fue un secreto
nunca supe decirle a tiempo, no

Para mí fue la primera
la más bella melodía
por ser rosa prisionera
que al tocarla se moría
que al salirse de mi boca me besaban bien los labios,
las frases agradecidas...
Mi primera canción

Descubrí que cuando cantas
sólo estás dibujando con palabras,
era un verso dedicado
a lo suave del pelo
de Yolanda.
Era sueño y añoranza,
era escudo y era lanza.
Darlo todo pidiendo nada,
Darlo todo pidiendo nada,
derramar en el suelo el alma.
Tocar el fuego sin preguntarte
si la llama puede quemarte.

Para mí fue la primera
la más bella melodía
por ser rosa prisionera
que al tocarla se moría
que al salirse de mi boca me besaban bien los labios,
las frases agradecidas...
Mi primera canción



Qué no te daría yo

Que no entregaría yo
por tenerte a mi lado,
pidiéndome de nuevo
un verso más.
Como hiciste alguna vez,
como ya no has vuelto hacer
y desde aquel mismo momento
quiero que sepas niña
que vivo loco sólo de pensar
que no te daría yo.

Que no te daría yo,
que fui capaz de amarte
después de destrozarme
ya me ves.
Cuando dije te daré
libertad para crecer
aun sabiendo que contigo
se me iba la vida niña,
lo hice solamente por saber.

Y ahora entiendes el por qué
de locura hasta enferme
mi pregunta se ha rendido
pasan los años niña
y aún te estoy diciendo en mi canción
que no te daría yo.

Y ahora entiendes ya por qué
hoy vivo loco y sólo
porque llegaré a morirme
sin saber que no te daría yo.



Este pobre mortal

Y aún no puedo creerlo,
que haces aquí no te esperaba,
pero por favor
no te quedes en la puerta pasa,
da una vuelta que te mire
no has cambiado estás igual
a pesar de que va a hacer
un día que te fuiste.

Dime donde has estado
para haberte acordado
de que existe este pobre mortal
que no para de pensar
que sin ti mi vida nada será igual,
este pobre mortal
que no para de pensar
que sin ti mi vida nada será igual,
que sin ti mi vida nada será igual.

Que mal llevo tu ausencia,
me cuesta tanto
reconocer mi torpeza v y admitir al fin
que es una pirueta del destino tu presencia,
que me hace tan feliz
que de nuevo estés aquí
sácame de mi desastre dime que te quedas.
Ya lo sé no digas nada
con mirarte me doy cuenta
que has venido a llevarte tu maleta.

Por un momento había pensado
que te habías acordado
de que existe este pobre mortal
que no para de pensar
que sin ti mi vida nada será igual,
este pobre mortal que no para de pensar
que sin ti mi vida nada será igual(bis).



A golpes contra el calendario


De tantos líos que me meto,
el tuyo ha sido tan total.
Pero ahora busco la forma mejor,
de que me olvides y olvidarme yo.
Ya no encajo, no te engañes, en tu guión.

No pares aún que sigue el aplauso,
si el mundo para sólo un instante en mis manos
ya no se va parar más.
No quiero seguir ensayando en mi cuarto
para hacer un papel, que me negaron los años
el tiempo no ha perdonado.

Y me he portado, como un actor casi acabado
sé que al bajar del escenario
me partiré por ti las manos
a golpes contra el decorado
a golpes contra el calendario
como un maldito fracasado, a golpes contra ...

De aquello líos que recuerdo
el tuyo, insisto, fue total.
Mientras duró supe de nuevo
que significa magistral
pero éste ha sido el acto final.

No dejes pasar tu vida esperando
que suba el telón y esté contigo brillando
no puedo enseñarte más.
No debes llorar porque llegaste y yo acabo.
Mi amada alumna ya ves, la clase se ha terminado
no seguiré interpretando terminado
no seguiré interpretando.

Pues me he portado
como una actor casi acabado
en su último acto imaginario
en el teatro de tus labios
a golpes contra el calendario
como un novato enamorado, a golpes contra...



¡Visita también estos sitios interesantes!

Sitio alojado en Yaia.com